CONTÁCTANOS
¡Click Aquí!
Dejen sus datos y en breve nos pondremos en contacto con usted.
Dejen sus datos y en breve nos pondremos en contacto con usted.

Antes de comenzar labores dentro de una empresa, se debe firmar un contrato en el cual se estipulan los lineamientos a seguir por parte del empleado y de la empresa. Sin embargo, muchas veces hay de por medio sindicatos, gremios, u organizaciones que fungen como intermediarios para proteger a dichos trabajadores de abusos por parte de las empresas. En estos casos, los contratos son conocidos como contratos laborales colectivos.

Características

Como sabrás, muchas veces los contratos tienen cláusulas que solo podría beneficiar a la organización, dejando al trabajador en segundo plano. Por este motivo, los sindicatos, gremios u organizaciones de por medio, deben representar genuinamente los intereses de los trabajadores dentro de las cláusulas.

Los contratos laborales colectivos están regulados por la Ley Federal del Trabajo (LFT), y deben contener como mínimo de conformidad las siguientes características:

  • Duración de las jornadas de trabajo
  • Días de descanso y vacaciones
  • Monto de los salarios
  • Cláusulas relativas a la capacitación
  • Nombre y domicilio de los contratantes
  • Empresas y establecimientos abarcados
  • Duración del contrato
  • Otras estipulaciones que convengan a ambas partes

Ventajas y desventajas

Para la empresa y el trabajador, este tipo de contratos representa ventajas y desventajas. Para la empresa, es útil como base para establecer horarios, salarios y descansos, pero no permite hacer adaptaciones a cambios internos de la compañía.

Por otro lado, los trabajadores están amparados ante decisiones arbitrarias e injustificadas por parte de la empresa. Además, cuentan con mejores condiciones económicas y sociales, pero también están obligados a pagar una cuota sindical.

Si deseas saber sobre más conceptos acerca del mundo del derecho, da clic aquí para acceder al blog de DTA.